Informe CELAC – China: Avances Hacia El 2021 N°7

Informe CELAC – China: Avances Hacia El 2021 N°7

Es interesante ver como desde diversos ángulos van emergiendo análisis de sectores diferentes donde las relaciones de China y América Latina podrán enriquecerse a futuro. En este Informe, dedicado al seguimiento de los temas acordados dentro del marco del Foro CELAC China, encontramos un análisis del potencial que tiene la industria cinematográfica cuando los creadores y productores de ambas partes comiencen a trabajar juntos. No se trata sólo de pensar en acuerdos de coproducción dedicados a entregar sus films a chinos y latinoamericanos. También está el desafío de los mercados globales y es allí donde el concepto de industrias culturales toma fuerza, especialmente cuando se constata que es una de las metas prioritarias establecidas en el XIV Plan Quinquenal. En paralelo, otras páginas nos hablan aquí de la biodiversidad como un ámbito donde latinoamericanos y chinos tienen mucho por hacer en común, para influir en las políticas multilaterales en este campo. Cuando México diseño su programa para el Foro CELAC-China de 2020, colocó como uno de los eventos principales el diálogo conjunto para la 15ª Conferencia de las Partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (COP 15), que estaba programada para octubre de este año en la ciudad de Kunming, China. La irrupción de la pandemia y sus efectos globales llevaron a la reprogramación de esa cita para mayo de 2021. Si China es uno de los países megadiversos cuando se habla de biodiversidad, también lo son Brasil, México, Costa Rica, Colombia, Perú y Venezuela. Es un área de preocupación compartida.
En 2015, cuando se puso en marcha el Foro CELAC-China con su primera cumbre de Ministros de Relaciones Exteriores el escenario internacional era distinto al que hoy rodea las relaciones entre ambas partes. Y ello ha dado motivo en los últimos meses – como lo propone el Plan de Acción CELAC-China 2019 2021- a frecuentes análisis de académicos, ex embajadores y personalidades políticas tanto al interior de América Latina, como en frecuentes encuentros virtuales entre entidades Chinas y sus contrapartes latinoamericanas. Un ejemplo de ello es el Foro Académico de Alto Nivel China – América Latina, que tuvo lugar en forma virtual los días 27 y 29 de octubre de este año. Así, se cumplió con el encuentro anual entre académicos y representantes de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS) y diferentes instituciones universitarias de China y América Latina. Esta instancia de cooperación se inició el año 2012 en Sao Paulo, como una iniciativa de la Universidad Estatal de Sao Paulo-UNESP, las autoridades de CASS y de la China Social Sciences Press (SSCP). Entre parte de sus logros, está haber sido clave para los análisis académicos entre intelectuales chinos y latinoamericanos en la víspera del II Foro CELAC-China de enero 2018. La ceremonia inaugural contó con dos ponencias
magistrales que abordaron la necesidad de establecer programas de cooperación conjunta en forma oportuna. El Profesor Xu Shincheng, miembro de la Academia de Ciencias Sociales- CASS fundamentó las medidas inmediatas que aplicó China hacia América Latina proporcionando dispositivos médicos y conocimiento logístico para apoyar la dura crisis provocada por la pandemia. A su vez, al ex Embajador de Chile en China, Fernando Reyes Matta, expuso sobre la urgencia de establecer un nuevo rumbo entre América Latina y China lanzando dos preguntas esenciales: ¿Cuáles serán los principios políticos desde los cuales América Latina se moverá en el escenario internacional, cuidando sus vínculos especiales con China? y ¿Cómo influirán los recursos digitales para cambiar la interacción entre China y los países latinoamericanos y del Caribe? Por su parte, el 24 de noviembre el Departamento Internacional del Comité Central del PCCh organizó una sesión informativa virtual con políticos latinoamericanos y diversos think tanks de América Latina y el Caribe para dar cuenta del método de trabajo, los objetivos y las proyecciones del denominado Plan
Quinquenal. Para los participantes constituyó una experiencia inédita en sus vinculaciones con China, por la oportunidad de la interacción – conjugando los horarios de ambas partes – y la posibilidad de escuchar a responsables y expertos en la preparación y redacción de dicho Plan. Otra actividad de igual trascendencia – y muy relacionada con los intereses prioritarios de los Informes CELAC China – fue el seminario “China y America Latina: derivaciones del Plan Quinquenal y el RCEP”, organizado en conjunto con el Foro Permanente de Política Internacional, la UNAB y RIAL, que contó con la participación de la profesora Taotao Chen, de Tsinghua University, desde Beijing, y altas personalidades de Brasil, Chile, Argentina, Bolivia, México y Perú. Más de noventa participantes convergieron en una posición común: las relaciones de los países latinoamericanos con China deberán darse en un marco de autonomía, en torno de intereses compartidos y mirando oportunidades a futuro en el nuevo escenario económico internacional.
Los espacios de trabajo son diversos. Las experiencias bilaterales lo ratifican, como es el reciente informe del Consejo Empresarial Brasil China de reciente publicación, el programa de cooperación científica Chile-China, o el desarrollo de la infraestructura ferroviaria en Argentina con alta participación de China. De todo ello se da cuenta en este informe como de otras materias ligadas a la cultura o a los análisis de los cambios registrados en China que es pertinente conocer si se quiere comprender mejor las tendencias asumidas por China en su desarrollo hacia las metas del 2035 y 2049; ejemplo concreto es el nuevo Código Civil puesto en vigencia en esa potencia asiática. El 2021 debe ser oportunidad para un tercer Foro CELAC-China. América Latina, hoy fragmentada como pocas veces lo ha estado en su historia, debe identificar una agenda innovadora de trabajo con China. Los esfuerzos de México por mantener en acción a CELAC, la única entidad de articulación regional aún vigente, son encomiables y esperanzadores. China ocupará un lugar clave en el devenir del siglo XXI y los países de América Latina y el Caribe deben actuar en consecuencia. Las diferencias políticas no justifican dejar de buscar macro estrategias compartidas y tener una voz en el escenario internacional. Los países de ASEAN fueron un punto de partida para construir un diálogo con otros países (China, Japón, Australia, Corea del Sur, especialmente) y llegar a crear el más grande acuerdo de libre comercio hoy en el mundo. Es un ejemplo y una vía a seguir, un referente para orientar el devenir de CELAC.

Autor Consejo de Relaciones Internacionales de América Latina
Edición RIAL, 2021
Formato PDF